Domingo, 19 Mayo 2024
giweather joomla module

All Categories

Fallecieron al menos 107 personas, 374 resultaron heridas y 136 están desaparecidas, según informó Defensa Civil.

El Gobierno de Brasil prometió u$s10.000 millones para reconstruir Rio Grande do Sul tras las drásticas e históricas inundaciones en las que fallecieron al menos 107 personas, 374 resultaron heridas y 136 están desaparecidas, según informó Defensa Civil.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva se reunió con sus ministros en Brasilia para dialogar sobre la situación y anunció que destinará u$s10.000 millones para la reconstrucción. El ministro de Finanzas, Fernando Haddad, prometió una "inyección de recursos del orden de 50.000 millones de reales". El paquete de medidas incluye principalmente la entrega de créditos para ayudar a trabajadores, empresas y municipios afectados.
Advertisement

"Vamos a tener que prepararnos porque veremos el tamaño de los problemas cuando el agua baje y los ríos vuelvan a la normalidad", señaló Lula, que en medio de las inundaciones priorizó hacer un concierto gratis de Madonna en Rio de Janeiro.

"Mucha gente perdió mucho y tenemos que tener eso en cuenta", indicó. Más temprano, el gobernador del estado Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, había calculado que el monto de la recuperación estaría cerca de los 19.000 millones de reales (3.700 millones de dólares), según comunicó en X.


Fuente: datachaco.com

Más de 130 personas siguen desaparecidas tras las inundaciones que han afectado a más de dos tercios de las casi 500 ciudades del estado y han dejado a unos 150.000 desplazados

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió este domingo al Congreso que reconozca una situación de calamidad pública por las fuertes lluvias e inundaciones que han causado la muerte de al menos a 85 personas en el estado de Rio Grande do Sul, en el extremo sur del país.

Más de 130 personas siguen desaparecidas tras las inundaciones que han afectado a más de dos tercios de las casi 500 ciudades del estado y han dejado a unos 150.000 desplazados, dijo la autoridad estatal de defensa civil.

Las inundaciones han destruido carreteras y puentes en varias ciudades, provocando deslizamientos de tierra y dejando un rastro de destrucción.

Lula desea que el Congreso declare una calamidad pública en el estado, lo que autorizaría un gasto gubernamental adicional sin necesidad de cumplir con un límite estipulado por las reglas fiscales aprobadas el año pasado.

Los gastos y exenciones de impuestos relacionados con la recuperación del estado tampoco se contabilizarán en el resultado fiscal del Gobierno según la medida.

"Aún no tenemos una estimación de lo que será necesario", afirmó la ministra de Planificación, Simone Tebet. "Sólo cuando el agua retroceda veremos la inmensa magnitud de los daños en el estado", añadió.

Flavio Rosa, de 72 años, de la pequeña ciudad de Canoas, dice que es la primera vez que ve una destrucción de esta escala en Rio Grande do Sul causada por las lluvias, que son comunes cada año en esta parte de Brasil. "He visto otras inundaciones, pero ninguna como ésta", dijo Rosa.

Se esperan más lluvias

Las condiciones climáticas mejoraron el lunes, pero se espera que las lluvias regresen en volúmenes más bajos esta semana y podrían aumentar nuevamente entre el 10 y el 15 de mayo, según el centro de meteorología local MetSul Meteorologia.

"Los escenarios hidrológicos y meteorológicos no son nada favorables en el corto y mediano plazo", afirmó.

"A pesar de las mejoras en algunas partes del estado, algunas áreas permanecerán en condiciones severas durante mucho tiempo".

El gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, ha enfatizado que el número de muertos aún podría aumentar sustancialmente a medida que los equipos de rescate obtengan acceso a más regiones.

Las empresas se han visto gravemente afectadas, y el grupo de presión de los frigoríficos, ABPA, dijo que 10 plantas de carne de cerdo o aves de corral han quedado paralizadas total o parcialmente.

El regulador petrolero ANP redujo temporalmente los mandatos para la mezcla de biocombustibles con gasolina y diésel en el estado debido a que el suministro local de etanol y biodiesel se vio afectado. La refinería Canoas de Petrobras todavía suministra combustible fósil, indicó.

El Aeropuerto Internacional Salgado Filho de la capital del estado, Porto Alegre, uno de los más transitados de Brasil, tiene suspendidas sus operaciones indefinidamente, dijo el operador Fraport.

Fuente: Reuters.

Hay más de un centenar de desaparecidos por el desastre en el estado de Rio Grande do Sul.

El número de muertos por las fuertes lluvias que provocaron inundaciones en el estado brasileño de Rio Grande do Sul aumentó al menos a 78, según informaron el domingo las autoridades locales, mientras que más de 115.000 personas quedaron desplazadas.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva llegó a Rio Grande do Sul el domingo por la mañana junto a la mayoría de miembros de su gabinete, para discutir con las autoridades locales las labores de rescate y reconstrucción.

"La burocracia no se interpondrá en nuestro camino, impidiéndonos recuperar la grandeza del estado", dijo Lula en una rueda de prensa.

"Es un escenario de guerra y necesitará medidas de posguerra", añadió el gobernador estatal, Eduardo Leite.

El número de muertos podría aumentar de forma considerable, ya que el domingo se informó de que había 105 desaparecidos, frente a las 70 del día anterior, según la autoridad estatal de defensa civil. También indicó que se está investigando si otras cuatro muertes están relacionadas con las tormentas.

Las inundaciones provocadas por las tormentas de los últimos días han afectado a más de dos tercios de los casi 500 pueblos y ciudades del estado, fronterizo con Uruguay y Argentina, dejando a más de 115.000 personas desplazadas.

Las inundaciones destruyeron carreteras y puentes en varias zonas. Las lluvias también provocaron corrimientos de tierras y el derrumbamiento parcial de una presa en una pequeña central hidroeléctrica.

Más de 400.000 personas estaban sin electricidad el domingo por la noche, mientras que casi un tercio de la población del estado carecía de agua potable, según las autoridades.

En Porto Alegre, la capital del estado, el lago Guaiba se desbordó, alcanzando el nivel de agua más alto registrado, según el servicio geológico nacional. El aeropuerto internacional ha suspendido todos sus vuelos desde el viernes.

En la ciudad de Canoas, cerca de Porto Alegre, Julio Manichesque, de 76 años, fue rescatado por voluntarios tras permanecer desde el viernes en el tejado de la casa donde vive desde hace 52 años. "Nunca había visto tanta agua", afirmó.

Muchos voluntarios también han arriesgado su propia seguridad durante las labores de rescate, utilizando pequeñas embarcaciones, motos acuáticas y kayaks.

Fabiano Saldanha, de 30 años, dijo que él y tres amigos rescataron a unas 50 personas con motos acuáticas desde el viernes en islas que forman parte de Porto Alegre. "Lo único que oímos cuando entramos en una calle es 'ayuda', 'ayuda'", señaló.

Durante su discurso semanal en la Plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, el Papa Francisco dijo el domingo que está orando por la gente del estado. "Que el Señor reciba a los muertos, consuele a sus familias y a todos aquellos que tuvieron que abandonar sus hogares", afirmó.

(Reporte de Debora Ely y Renan Mattos en Porto Alegre, Amanda Perobelli en Canoas, Diego Vara en Encantado, Andre Romani y Eduardo Simoes en Sao Paulo; reporte adicional de Angelo Amante en Ciudad del Vaticano; editado en español por Carlos Serrano, Reuters)


Fuente: NA

Objetivo: recoger muestras de la cara oculta de la Luna

China lanzó este viernes la sonda Chang'e-6 para recoger y traer de vuelta muestras de la misteriosa cara oculta de la Luna, lo que representa el primer esfuerzo de este tipo en la historia de la exploración humana del satélite terrestre.

Un cohete Gran Marcha-5, con la sonda Chang'e-6 a bordo, despegó de su plataforma a las 17:27 (hora de Pekín) desde el Sitio de Lanzamiento de Naves Espaciales de Wenchang, en la costa de la sureña provincia insular china de Hainan.

Aproximadamente 37 minutos después del despegue, la nave Chang'e-6 se separó del cohete y entró en su órbita prevista de transferencia Tierra-Luna, a una altitud de perigeo de 200 kilómetros y una altitud de apogeo de unos 380.000 kilómetros, según la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA, por sus siglas en inglés).

El lanzamiento de la nave espacial Chang'e-6 fue todo un éxito, anunció la CNSA.

"Recoger y traer de vuelta muestras de la cara oculta de la Luna es una hazaña sin precedentes. Actualmente, sabemos muy poco sobre la cara oculta de la Luna. Si la sonda Chang'e-6 logra su  objetivo, proporcionará a los científicos las primeras pruebas directas para comprender el entorno y la composición de los materiales de la cara oculta de la Luna, lo que es de gran importancia", declaró Wu Weiren, miembro de la Academia de Ingeniería de China y diseñador jefe del programa de exploración lunar del país.

La sonda Chang'e-6, al igual que su predecesora Chang'e-5, consta de un orbitador, un módulo de aterrizaje, un módulo de ascenso y un módulo de retorno.

Tras llegar a la Luna, realizará un aterrizaje suave en la cara oculta del satélite. Dentro de las 48 horas después del aterrizaje, un brazo robótico se extenderá para recoger rocas y tierra de la superficie lunar, y un taladro perforará el suelo. Simultáneamente, se llevarán a cabo trabajos científicos de detección.

Una vez selladas las muestras en un contenedor, el ascensor despegará de la Luna y se acoplará al orbitador. A continuación, el módulo de retorno transportará las muestras de vuelta a la Tierra y aterrizará en la región autónoma de Mongolia Interior, en el norte de China. Según la CNSA, se prevé que el vuelo dure unos 53 días.

Como el ciclo de revolución de la Luna es el mismo que su ciclo de rotación, la misma cara está siempre orientada hacia la Tierra. La otra cara, la mayor parte de la cual no puede verse desde la Tierra, se denomina cara oculta o "lado oscuro" de la Luna. Este término no se refiere a la oscuridad visible, sino más bien al misterio que envuelve esta zona del satélite terrestre, en gran medida inexplorada.

Las imágenes de teledetección muestran que las dos caras de la Luna son muy diferentes. La cara cercana es relativamente plana, mientras que la cara lejana está densamente salpicada de cráteres de impacto de diferentes tamaños y presenta muchos menos mares
lunares que la cara cercana.

Los científicos deducen que la corteza lunar del lado lejano es mucho más gruesa que la del lado cercano. Pero la razón de ello sigue siendo un misterio.

La misión Chang'e-6 transporta cuatro cargas útiles desarrolladas a través de la cooperación internacional. Instrumentos científicos de Francia, Italia y la Agencia Espacial Europea/Suecia están a bordo del módulo de alunizaje de Chang'e-6, y un pequeño satélite de Pakistán está a bordo del orbitador.


Fuente: NA