Lunes, 15 Julio 2024
giweather joomla module

Con un golazo de Yamal y otro en colaboración entre Dani Olmo y Kounde, los españoles se lo dieron vuelta a Francia, que había arrancado arriba por el gol de Kolo Muani, y sacaron el primer pasaje a la final.

España logró imponerse en una gran semifinal ante Francia y se convirtió esta tarde en el primer finalista de la Eurocopa 2024, donde buscará el título el próximo domingo ante el ganador del duelo entre Inglaterra y Países Bajos.

Lamine Yamal y Dani Olmo (con ayuda de Koundé) hicieron los goles del equipo de Luis De La Fuente, mientras que Randal Kolo Muani había puesto en ventaja a Francia.

El partido comenzó con emociones desde el comienzo, porque a los 8 minutos de juego, en el primer ataque profundo que tuvo Francia, Mbappé recibió por izquierda y sacó un centro que le cayó justo a la cabeza a Kolo Muani, que metió el testazo para el 1-0.

España sintió el golpe y parecía que Francia se acomodaba con la ventaja, hasta que a los 20 minutos frotó la lámpara Lamine Yamal, la joyita de 16 años que convirtió su primer gol en una Eurocopa con un zurdazo impresionante que se metió bien cerca del ángulo y se transformó en el 1-1.

No conforme con el empate, los españoles fueron por más y en menos de cinco minutos encontraron el gol de la ventaja cuando Dani Olmo capturó un rebote en el área e hizo un gran movimiento para quedar en zona de remate: sacó un derechazo cruzado que terminó metiendo en contra Koundé, y España pasó al frente.

El complemento comenzó a tener cada vez más minutos de dominio francés en busca del empate ante una España que se abroqueló en zona defensiva y apostó a encontrar una contra para liquidar la historia con los rapiditos de ataque.

Costó al principio encontrar situaciones de gol hasta que se empezó a abrir y en los minutos finales del partido aparecieron las situaciones: Theo Hernández no pudo aprovechar un rebote en la puerta del área, Lamine casi lo liquida con un zurdazo que pasó al lado del ángulo y Mbappé tuvo su gran chance cuando recibió mano a mano y definió entrando al área: su remate fue muy malo y la pelota se fue elevando para pasar lejos del arco.

Los minutos se fueron consumiendo y España buscó terminar el partido lo más lejos de su arco posible. La última para Francia fue un centro que cabeceó Griezmann pero sin buena dirección, y allí se terminaron las esperanzas francesas, ante un muy buen equipo español que se ganó merecidamente su lugar en la final.

 


Fuente: deportnea.com